Campo de los Etchevehere: la Justicia rechazó el desalojo

Revés para el expresidente de la Sociedad Rural en el conflicto con su hermana

"Es un fallo hermoso", se sinceró el abogado de Dolores Etchevehere, Juan Grabois, al conocer la decisión tomada por el juez de garantías de La Paz, Entre Ríos, Raúl Flores, que no hizo lugar este mediodía al pedido de desalojo de Dolores y reconoció el derecho de los integrantes de Proyecto Artigas de permanecer en Estancia Casa Nueva. En una digresión dentro de la formalidad de la causa, que fue repudiada por Luis Miguel Etchevehere y celebrada por Grabois, recomendó que hablen entre hermanos para resolver el conflicto de manera pacífica.

La resolución es particularmente relevante teniendo en cuenta a los protagonistas de la denuncia: la medida fue presentada por los hermanos Luis Miguel, Juan Diego y Sebastián Etchevehere, un apellido con mucho poder en la provincia de Entre Ríos. A pesar de los amedrentamientos recibidos a través de violentos audios que circularon convocando a una concentración en los alrededores de la estancia, la denuncia judicial e incluso una amenaza para retirarse de la provincia por parte de representantes del ex funcionario macrista, la justicia le reconoció a Dolores la igualdad de derechos, lo que significa que podrá permanecer en la estancia ubicada en la localidad entrerriana de Santa Elena.

Las claves del fallo
Uno de los documentos claves que influyeron en la negativa del juez fue el "Acuerdo privado de adjudicación y participación de bienes" presentado por la querella. En el documento, firmado por los cinco herederos en agosto de 2018, Dolores Etchevehere le cede a sus co-herederos parte de las acciones de la sociedad anónima Las Margaritas (propietaria del terreno en disputa) pero, por otra proporción de sus acciones, se queda con dos parcelas rurales: una de ellas es la denominada Casa Nueva de 129 hectáreas.

La fiscalía en correspondencia con el abogado de los Etchevehere aseguran que Dolores vendió dos meses más tarde su parte de las Margaritas mediante un acuerdo privado a la empresa Mirus S.A. Sin embargo, la defensa técnica explicó que el acuerdo no tiene validez, porque no fue pasado por escritura pública. Pero aún más grave, ese "acuerdo privado" está siendo investigado penalmente por la denuncia de Extorsión en Comodoro Py, por la que el próximo lunes Dolores Etchevehere declarará de manera virtual.

Asimismo, el escrito reforzó la afirmación de que el inmueble no fue habitado con violencia ni mediante engaño, como denunciaron pública y legalmente los hermanos varones Etchevehere. Explicó que la fiscalía redujo esa acción a una "incomodidad" ejercida hacia los tres trabajadores rurales por presentarse un "número elevado de personas acompañando a la heredera".

Repercursiones
Al conocer la noticia, Luis Miguel Etchevehere señaló desde la puerta del campo Casa Nueva estar sorprendido por el enfoque que el dio el juez, que recomienda a los hermanos tener una reunión para reconciliarse. Adelantó que apelarán ante el fallo y agregó: "Vamos a seguir llevando adelante nuestro pedido a la Justicia y mientras tanto vamos a estar acá, a seguir hasta el último día. Ya hace dos noches que venimos durmiendo en el vehículo".

Por el contrario, Grabois festejó la parte del escrito, en el que el juez explica: "Lo que diré no hace a la cuestión resuelta, por ello pido disculpas a las partes su mención, pero mi formación judicial desde `el derecho de las familias`me lleva a la necesidad de ofrecer a los hermanos Etchevehere poder pensar una solución pacífica, armónica, desde el ganar-ganar, distinta a lo visto hasta entonces y con la ayuda de operadores bien intencionados, evidenciando con el ejemplo que todo esto es material y por lo tanto quedará en la tierra". "Es justamente lo que nunca quisieron hacer con Dolores", reflexiona Grabois.

En una conferencia de prensa realizada en la casa principal de la estancia, Dolores Etchevehere hizo foco sobre este punto. "Quiero invitar a mis hermanos a dialogar, de forma pacífica, sobre cómo vamos a convivir como herederos. Yo reconozco sus derechos, pero es necesario que ellos también reconozcan los míos y los de mi nueva familia: el proyecto Artigas". Solicitó, además, que dejen de restringir el ingreso y egreso de gente y "que paren por favor con la violencia y el amedrentamiento sistemático".

En linea con el pedido del juez, desde Proyecto Artigas reforzaron su propuesta para que los co-propietarios del campo acuerden un esquema de convivencia. "Nuestra intención es fundar junto a Dolores Etchevehere, pequeños productores y familias campesinas de la provincia de Entre Ríos un proyecto agroecológico sostenible, libre de agrotóxicos y explotación. Un proyecto que cuide nuestra casa común, y sea el puntapié para construir un modelo agrario distinto, que produzca alimentos sanos para el pueblo", concluyeron.

La disputa familiar tiene larga data, pero tomó relevancia el jueves anterior, con la conformación del Proyecto Artigas y el despliegue de acciones legales simultáneas en las que Dolores denuncia a sus hermanos por violencia económica, administración fraudulenta de la herencia, narcotráfico y explotación laboral, entre otras causas.

Otras noticias



Gente amiga