Más de 70 días sin Facundo: la bonaerense en el ojo de la tormenta

La desaparición del joven de Pedro Luro genera cada vez más dudas y preocupación entre su familia que teme lo peor y desconfía de la fuerza provincial.

Facundo Astudillo Castro tiene 22 años y hace 71 días que está desaparecido. El joven vivía con quien era su novia en Bahía Blanca hasta febrero pasado, cuando la relación terminó y decidió volver a Pedro Luro, de donde es oriundo. Allí comenzó a trabajar en una cervecería, pero luego del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el joven perdió ese trabajo.

En el último tiempo, había conseguido otro en la distribuidora de bebidas de un amigo. El jueves 30 de abril, Facundo salió de su casa en Pedro Luro rumbo a Bahía Blanca para intentar recomponer la relación con su ex pareja. El viaje era a dedo y como tenía que recorrer 125 kilómetros, salió temprano a la mañana.

Antes del mediodía, Cristina Castro estaba trabajando cuando recibió el llamado de un policía de Mayor Buratovich.

–Le hicimos una infracción a su hijo por romper la cuarentena –le informó el agente, quien además le dijo que se comunicaban con ella para constatar el domicilio de Facundo.

De esta manera, Cristina se enteró que a su hijo le habían labrado una infracción por violar la medida de aislamiento. Más tarde, cerca de las 13, se pudo comunicar con Facundo y lo retó por salir de Pedro Luro, caminando por la ruta y sin permiso para circular. Ambos estaban enojados, se pelearon, el joven cortó la comunicación y desde ese momento, Cristina no supo más de él.

Al principio la mujer creyó que su hijo debía estar en Bahía Blanca, pero el joven nunca había llegado a destino. La preocupación aumentó aún más, cuando era imposible comunicarse con el teléfono de Facundo; estaba apagado. Desde ese jueves 30 de abril, no se supo más nada de él, hasta que el 27 de junio tres testigos se comunicaron con la familia del joven para contarles que el día de la desaparición lo habían visto cuando era detenido por dos policías en el ingreso de la localidad de Mayor Buratovich.

Los tres vecinos describieron que vieron cómo los efectivos ingresaban a Facundo a la parte trasera de un móvil policial cerca de las tres de la tarde y aseguraron que se habían presentado en la comisaría de Pedro Luro para ofrecer su testimonio, pero que nunca habían sido llamados a declarar.

La investigación ahora está en manos de la Justicia Federal y la policía bonaerense ha sido apartada de la causa. Durante casi 70 días, el expediente estuvo en la Justicia provincial, bajo la carátula de “averiguación de paradero”. Sin embargo, luego de las denuncias de la familia Castro y sus abogados en las que señalan la posible participación de policías bonaerenses en el hecho, el fiscal Pedro de Lucía se declaró incompetente y la investigación quedó en manos del fuero federal como un caso de presunta “desaparición forzada”.

En las últimas horas, la jueza María Florencia Marrón ordenó un allanamiento en la subcomisaría de Buratovich, en el que se secuestró una camioneta, actas policiales y los celulares de cuatro policías que habrían participado de la detención de Facundo.

Durante la jornada de hoy, apareció una fotografía donde se ve a Facundo de espaldas, esposado, al lado de un policía de Buratovich y al frente de una camioneta de la fuerza bonaerense. “Esa foto es del 30 abril a las 10 de la mañana, cuando la policía infracciona a Facundo según el artículo 205 del Código Penal, por violar la cuarentena y le avisa a la mamá”, explicó a Diagonales, el abogado de la familia de Facundo, Leandro Aparicio.

“A mi no me interesa esa imagen, lo que me interesa es el testimonio de tres testigos que me ubican a Facundo subiendo a otra camioneta policial a las 3.30, o sea 5 horas después de esa foto”, sostuvo el letrado y agregó que “la mamá (del joven desaparecido) le pidió la foto a la policía y le dijeron que la habían borrado, que no la tenían”.

“Ayer cuando la Justicia provincial se saca la causa de encima, la foto aparece publicada en algunos medios de Bahía Blanca”,contó Aparicio.

Por su parte, la versión de la policía asegura que después de identificar a Facundo y labrar una infracción en Mayor Buratovich, el joven siguió camino hasta Teniente Origone. Incluso uno de los agentes aseguró que el chico siguió viaje en una camioneta que lo levantó fuera de Origone, al costado de la ruta 3, pero cuatro días después cambió su historia y aseguró que Castro había continuado el recorrido a pie.

Asimismo, el 15 de junio, iba realizarse un rastrillaje en Mayor Buratovich. Sin embargo, ese mismo día, poco tiempo antes del operativo una oficial de apellido Flores, declaró que después de labrarse el acta, ella llevó a Facundo en su auto particular hasta Teniente Origone. “Es muy poco creíble”, sentenció el abogado de la familia de Facundo. “¿A Facundo le realizan una infracción por violar la cuarentena, pero lo dejan seguir su camino y además lo llevan hasta el pueblo siguiente?, preguntó irónicamente el letrado, quien señala que además la agente que dice haberlo llevado, es hermanastra de una de las oficiales sospechadas en la causa.

“El ministro de Seguridad, Sergio Berni, dijo en declaraciones a los medios que la policía se había presentado a declarar ante la fiscalía y eso no es mentira”, aseguró Aparicio. “No fue a la fiscalía, no estaba el fiscal, ni el ayudante del fiscal, ni el secretario del ayudante, sino que cayó cuando se iba a realizar el rastrillaje en Buratovich, y por su declaración no se hizo y se fueron todos a Origone”, aclara el letrado.

Respecto a las hipótesis que señalan que Facundo podría estar en Bahía Blanca y que vinculan a la familia de la ex novia del joven con el hecho, Aparicio dijo que “son hipótesis de la policía, no hay ninguna evidencia que indique eso”.

“Lo último que sabemos con certeza es que Facundo subió a un patrullero el 30 de abril a las 3 de la tarde y que esa información nunca fue brindada por la policía”, detalló el abogado

Además, contó que el titular de la cartera de Seguridad bonaerense “se comunicó con la mamá de Facundo y le prometió que le iba a traer al hijo vivo, eso es una promesa de campaña”. Y efectivamente, las declaraciones del ministro no llevaron tranquilidad a la familia del joven: "Siento que Berni entorpece la causa", afirmó Cristina Castro en diálogo con Futurock FM.

Lo cierto es que, hasta el momento, no hay ningún imputado en la causa judicial ni dato certero sobre el paradero de Facundo Astudillo Castro. Mientras tanto, pasaron 71 días sin noticias o rastros del joven, y crece la preocupación por lo que pudo haberle sucedido.

Otras noticias



Gente amiga