La economía del Coronavirus: Paquete contra el contagio de la crisis mundial

El gobierno puso en marcha importantes recursos para evitar que la crisis mundial y las medidas de control de circulación paralicen la economía. Aliento a la producción, protección al trabajo y combate a los especuladores.

El gobierno lanzó anoche un paquete de medidas que ubica al Estado nacional en un lugar central no sólo para enfrentar la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, sino también a las consecuencias que tendrá la crisis económica mundial en ciernes. "El objetivo es garantizar la producción, el trabajo y el abastecimiento", detalló Martín Guzmán, ministro de Economía, como introducción al anuncio de un conjunto de politicas que abarcan la fijación de precios máximos para un conjunto de artículos de primera necesidad, el relanzamiento de créditos Procrear para la construcción, ampliación o refacción de viviendas, créditos a tasa subsidiada a pymes para financiar la recuperación productiva, un ambicioso plan de reactivación de obras públicas, subsidios al pago de salarios para evitar despidos y eximición de cargas patronales a sectores afectados por la restricción de viajes y exhibición de espectáculos, entre otras. "Estamos obligados a reducir la circulación, pero el sistema económico tiene que seguir funcionando", fue el planteo central de Guzmán en la presentación de las medidas que hizo junto a Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, desde Casa de Gobierno. Y se busca garantizar que la economía funcione destinando recursos del Estado a ese fin y combatiendo a quienes especulen con las necesidades de la población. Así lo expresó el presidente Alberto Fernández, quien a través de su cuenta de twitter expresó: "Estoy usando el aparato del Estado en favor de la gente (...) Sépanlo, vamos a perseguir a todo el que aumente indebidamente los precios de los elementos necesarios para cuidarnos del coronavirus".
Gobierno

Si la atención de la salud en medio de la emergencia sanitaria no podía reconocer límites de orden presupuestario, la necesidad de evitar que la economía se hunda en una profunda recesión a causa de estos acontecimientos, tampoco. Así lo entendió el gobierno nacional que ayer dejó de lado los objetivos de prudencia fiscal que hasta aquí habían intentado ordenar la gestión económica hasta que se resolviera un acuerdo sustentable en materia de deuda pública. La emergencia cambió el orden de prioridades. El amplio plan de protección e impulso a la actividad económica implica una inyección de recursos " para que la economía se siga moviendo y el trabajo se sostenga", tal como lo enunció Alberto Fernández más temprano en una entrevista.

Por la tarde, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el titular de Anses, Alejandro Vanoli, habían anunciado un pago extra a jubilados y pensionados de más bajos ingresos y para las familias registradas en la Asignación Universal por Hijo. Guzmán las mencionó como parte de una misma política para atender "una situación novedosa y cambiante", y además "de dimensiones poco conocidas y que requiere medidas para proteger a la población y el sistema productivo", agregó luego Kulfas. Aclararon que al paquete de medidas que se anunciaron podrán agregarse otras en los próximos días o semanas, dependiendo de la evolución de esta crisis global. Lo resuelto y anunciado es lo siguiente:

* Regirá un sistema de precios máximos por 30 días para productos encuadrados en 50 categorías de alimentos, productos de higiene y medicamentos. Los valores de referencia que se utilizarán son los vigentes al 6 de marzo. Por lo tanto, si hubo aumentos injustificados, deberán retrotraerlos.

* Se alentará el aumento de la producción de estos artículos más la de insumos, equipamiento e implementos médicos para atender la mayor demanda.

* Paquete de asistencia financiera por 350 mil millones de pesos, para capital de trabajo, compra de insumos y dar liquidez a la cadena productiva. El origen de los fondos surgirá de una regulación específica del Banco Central, que permitirá financiar a través de todos los bancos del sistema unos 320 mil millones. Los préstamos, a tasa preferencial del 26% anual, serán por un plazo de 180 días. Se complementa con créditos del Banco Nación a tasa diferencial para productores de bienes esenciales, otro para financiamiento de producción de equipamiento tecnológico orientado al teletrabajo, y otro para ampliación de parques industriales.

* Serán eximidos del pago de contribuciones patronales los sectores más afectados por las restricciones de circulación (esparcimiento, transporte de pasajeros, hoteles, restaurantes, etc).

* Programa de recuperación productiva (Repro): el Estado cubrirá una parte del salario para garantizar la estabilidad laboral. El seguro de desempleo será reforzado.

* Relanzamiento del Plan Procrear, con cien mil créditos para financiar construcción y refacción; y una segunda línea rápida -200 mil créditos- para pequeñas refacciones de hasta 30 mil pesos.

* Aumento de 100 mil millones de pesos al presupuesto de obra pública.

* Programa Ahora 12: se renovará por seis meses ampliado a compras on line de productos nacionales de producción pyme;

* AFIP acelerará el pago de reintegros a la exportación de firmas industriales.

Por otra parte, el gobierno les pagará a las obras sociales 4800 millones de pesos de la deuda que mantiene por el reintegro de tratamientos de alta complejidad. Está previsto que el superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini, mantenga este miércoles un encuentro con los directores médicos de las obras sociales para colaborar en la emergencia actual.

El plan de emergencia consiste en que la gente no circule, pero los recursos del Estado sí, para que la economía no deje de funcionar.

Otras noticias



Gente amiga