Parque Termal: gastarían más del 10 por ciento de su presupuesto solo para calentar el agua

Se necesitarían vender entre 8 y 10 mil entradas al año para afrontar esta erogación.

Según lo consignó Etchevarren en un expediente y es por demás llamativo, el Municipio sería prestador del servicio público de gas. ¿A quién o quiénes?.

A la distancia de aquellos anuncios de Camilo Etchevarren de 2011 la realidad del Parque Termal se muestra alejada de los múltiples beneficios que dijo significaría para los vecinos de Dolores, como lo muestran las ordenanzas, decretos y los respectivos expedientes municipales, en los que nada permite disimular y menos esconder lo significativo de los gastos para su funcionamiento.

En ese 2011 quienes asesoraban al Municipio sobre termas y también el propio Intendente Etchevarren, hablaban que se extraería agua termal a unos 850 metros de profundidad y que la temperatura rondaría los 40º. Sin embargo se conoce que se debió perforar más de 1500 metros para obtenerla, y ahora a través de un expediente municipal que se gastaría más del 10 por ciento del dinero presupuestado para las Termas “para calentar el agua”.

Desde su inauguración se hablaba que “el agua termal se calentaba”, pero no se podía comprobar por el férreo cerco que el responsable del Predio impuso a la información que pudiera surgir de quinees allí trabajan, aunque no se logró que al menos se supiera el lugar donde están ubicados los zepelines para gas licuado, como también dónde estaba instalada la caldera.

Ahora este Diario pudo corroborar a través de un expediente de la propia Municipalidad, que utiliza gas licuado para calentar el agua termal y algo más.

A través del expediente 4032-78245/19 el Intendente Etchevarren consultó al Tribunal de Cuentas sobre la modalidad de compra de ese gas licuado que venía adquiriendo desde junio de 2015, por contrato directo y renovable automáticamente con una Planta proveedora, pagadero ese suministro en forma mensual.

La consulta de Etchevarren era para saber si a partir de un mayor consumo de gas y que su costo excedería el monto máximo autorizado por ley para la contratación directa –en agosto de 2019 el Municipio gastaba $ 173.641 mensuales según surge de ese expediente-, esa contratación podía ser incluida en las previsiones de compra directa que establece el art. 156° de la Ley Orgánica de las Municipalidades, argumentando que ese combustible líquido era principalmente usado para “las calderas que mantienen la temperatura del agua termal”, pero dejando en sus expresiones escritas un interrogante mayor. Resaltaba el Jefe Comunal que debido a que el gas natural no llegaba al Predio Termal, había “sido el propio Municipio quien ha asumido el suministro de un servicio público como es el abastecimiento de gas…”.

Sin lugar a dudas esta afirmación del Intendente crea preocupantes interrogantes. ¿A quiénes suministra el Municipio gas, a los hoteles, a la parrilla, a alguien más? ¿En qué marco jurídico lo hace?; ¿Qué ordenanza autorizó prestar ese servicio que no figura en la Impositiva?; ¿Quién y cómo se fijan los valores de ese suministro?; ¿Cómo se cobra?; ¿Los beneficiarios tienen medidores habilitados para controlar el consumo?, ¿En qué cuenta municipal se registran esos pagos?.

No es tarea de este trabajo periodístico buscar o intentar respuestas, para eso está el Concejo Deliberante, aunque al respecto el Tribunal de Cuentas señaló, que si dicha provisión de gas resultaba “ser un servicio cuya prestación está a cargo de la comuna”, se debía acreditar “las razones por las cuales han optado por efectuar la contratación dentro de las excepciones contempladas en el art. 156º de la L.O.M.”.

Todo esto en cuánto a información surgida del expediente, pero también se puede puntualizar una duda lógica de plantear, ¿se estará calentado agua no termal?, la temperatura de la que se envía a las piletas en menor a la que se anunció tendría la extraída del pozo termal.

Y como de la consulta del Intendente al Tribunal de Cuentas llama poderosamente la atención lo que se gastaba por mes (a mediados del año pasado) en las Termas en ese gas licuado, fuimos al Presupuesto de Gastos para 2020 para corroborarlo, comprobando que este año se inicia con una partida de más de 2.800.000 pesos, lo que significa más del 10 por ciento del presupuesto total para las Termas, que por otra parte sería el equivalente a la venta de entre 8 y 10 mil entradas según sean turistas o dolorenses los que la abonen.

Todo parece demostrar por lo menos hasta el presente, que el sueño termal de Camilo Etchevarren podría transformarse para los dolorenses en una hipoteca muy difícil de cancelar.


Fuente: Diario Compromiso

Otras noticias



Gente amiga