Rechazan apelación de la Municipalidad y confirman clausura puente sobre el Canal 9

Ubicado en el Paraje Carlos Gardel.

La resolución la adoptó la Cámara Contencioso Administrativo de Mar del Plata, donde la Asesora Legal del Municipio había intentado revertir el fallo dictado por el Juzgado Contencioso de Dolores que impuso a la Comuna esa y otras obligaciones.

La Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata rechazó un recurso de apelación presentado por la Municipalidad de Dolores, y dejó firme un fallo del Juzgado Contencioso de Dolores que había dispuesto la clausura al tránsito en general del puente ubicado sobre el Canal 9 de la vieja traza de la Ruta 2, en el denominado “Pasaje Carlos Gardel”.

El Juzgado de Dolores en ese fallo dictado el pasado mes de marzo, había ordenado al Municipio que la clausura se hiciera efectiva a través de la colocación de un vallado que impidiera el acceso al puente de cualquier clase de vehículo, como también carteles en ambos sentidos de circulación que indicaran el riesgo de derrumbe que había. Que dicha barrera debía ser colocada de manera tal que permitiera el acceso hacia los terraplenes del Canal 9 y la circulación por los caminos de tierra adyacentes.

Por otra parte señalaba, que el Municipio era la autoridad encargada de velar por el cumplimiento de la medida a través de una vigilancia adecuada del lugar, precisándose que la medida permanecería vigente hasta que el puente fuera debidamente reparado.

La resolución había sido adoptada luego de conocerse una pericia realizada por una experta en ingeniería civil, que indicaba que el colapso del puente podría ocurrir a corto plazo, de manera que sería imposible tomar medidas de seguridad.

El Juzgado Contencioso de Dolores precisó que la responsabilidad del Municipio, surgía a partir que se cobraba a vecinos que viven en la zona del puente y a quienes transitan a diario por el lugar una Tasa, la de “Conservación, Reparación y Mejorado de la Red Vial Municipal”.

Contra dicho pronunciamiento la apoderada de la Municipalidad de Dolores interpuso recurso de apelación, sosteniendo la Dra. Mariana Etchevarren que le estaba vedado al Municipio avanzar sobre cuestiones que excedían el marco de lo ‘local’, que no podía resultar responsable del mantenimiento del puente al no existir un acto administrativo por el que se hubiera cedido ese tramo de la ex ruta 2 a la Comuna de Dolores. Que el mantenimiento y reparación de toda estructura y/o puente construido sobre un cauce de agua le corresponde a Hidráulica de Provincia, como también la potestad de su cerramiento al paso, que las obligaciones que el Juez había impuesto a la Municipalidad eran de competencia Provincial.

También sostuvo la Dra. Etchevarren, que resultaba erróneo dar esa responsabilidad a la Comuna por el hecho que cobrara una Tasa por conservación y mantenimiento de la vía pública, pues ese fundamento podría ser utilizado para ampliar sus atribuciones y competencias.

Los camaristas al analizar el caso señalaron entre otras cosas, que las livianas manifestaciones formuladas en la apelación se mostraban “como una mera discrepancia subjetiva con lo decidido, insuficientes -como tales- para trocar el temperamento adoptado por el juez de grado”. Que éste había ponderado diferentes circunstancias, que a su criterio, resultaban suficientes para considerar que el Municipio sería prima facie el responsable de cautelar el espacio público sin perjuicio de lo que se decida al fallar sobre el fondo de la cuestión. Que había valorado especialmente, que tanto Nación como la Provincia no reconocían jurisdicción sobre el puente en cuestión; que la Administración municipal cobraba a vecinos esa Tasa señalada, lo que daba origen en principio, al deber de adoptar medidas suficientes para evitar daños a quienes transiten o circulen por el lugar.

Por otra parte consideraron, que la apelante no había brindado fundadas razones en sustento de su postura contraria al pronunciamiento del Juez, se había limitado a sostener de modo genérico y sin aportar elemento alguno, que era de la Dirección Provincial de Hidráulica quien tenía competencia sobre todas las estructuras que se erijan sobre los cursos de agua. Que su déficit recursivo había demostrado endeblez al intentar deslindarse de toda responsabilidad sobre el espacio público, no había ponderado el peligro -prima facie acreditado- de derrumbe de la estructura del puente, el riesgo que implica la circulación por el lugar, lo que daba verosimilitud al derecho invocado y al peligro en la demora.

Más adelante el fallo indica, que se advertía que el Juez había adoptado con prudencia y mesura la medida que juzgó más razonable y oportuna, a fin de mitigar los efectos de una omisión administrativa que podría suscitar, en modo más o menos intenso, una grave afectación del espacio público, así como del derecho a la salud, a la vida y a la propiedad de las personas que circulan. Que en ese contexto “ningún reproche podría formularse a la decisión adoptada…”.

Por todo ello los Dres. Roberto Daniel Mora, Elio Horacio Riccitelli y Diego Fernando Ucín, por unanimidad resolvieron rechazar el recurso de apelación deducido por la Municipalidad de Dolores, confirmar la medida dispuesta por el Juez Contencioso de Dolores que dispuesto la clausura del puente y la responsabilidad del Municipio en su cumplimiento.

Por último es de señalar que el Municipio había procedido a clausurar la circulación por el puente, pero que coincidiendo temporalmente con la apelación esa medida fue levantada.


Fuente: Diario Compromiso

Otras noticias



Gente amiga