Crecen los pronósticos que ven un final caótico

Economistas del establishment cuestionan a Cambiemos.

“Antes de estas elecciones se le viene un plan Bonex”, aseguró el ex viceministro de Economía en el segundo mandato de Carlos Menem y ex presidente de la Universidad CEMA, Carlos Rodríguez, al alertar sobre la posibilidad de un canje compulsivo de plazos fijos por títulos públicos. El economista consideró que el congelamiento de precios anunciado por el gobierno es “una maniobra típica de un gobierno radical, Cambiemos es el tercer gobierno radical”. Desde su perspectiva, el PRO y la UCR “se parecen en que son inútiles”. Por su parte el fugaz ministro de Economía de Fernando de la Rúa, Ricardo López Murphy, señaló que “el acuerdo de precios no sirve de nada, es muy primitivo hacer algo así”. López Murphy sostuvo que “el aumento del riesgo país es una muy mala noticia porque marca la reacción negativa que tuvieron los mercados a los anuncios”.

Rodríguez y López Murphy se suman al listado de exponentes de los principales fracasos económicos argentinos que expresan sus cuestionamientos a la fallida estrategia macroeconómica del Gobierno. La semana pasada Guillermo Nielsen, Javier Milei y Diego Giacomini expusieron sus críticas económicas en la Universidad de Belgrano. El diagnóstico compartido asegura que la situación “está fuera de control”. A contramano de toda evidencia empírica, los especialistas del mercado entienden que Cambiemos hace menos ajuste del que debe y que la salida es mayor recorte fiscal.

“Los radicales además de robar escondidamente, desperdician y gobiernan mal. Y estos tipos ni siquiera gobiernan bien. Yo estoy pidiendo voto calificado últimamente porque la pobre población está tan desahuciada que no está calificada para votar”, consideró Rodríguez durante una entrevista en Ámbito Financiero.

El economista consideró que las subastas de dólares autorizadas por el FMI que comenzó a realizar el Banco Central permitirán contener la cotización en el corto plazo. Sin embargo advirtió que “la estrategia es asustar para que la gente no tenga dólares. Hoy está subiendo y mañana te lo hacen bajar y pasado te lo hacen subir. Tratan de generar incertidumbre en la relación peso-dólar. Y eso puede ser que al chiquitaje lo asuste pero a los grandes operadores no”.

Por su parte, López Murphy expresó que “el Gobierno sale con estas cosas de maquillaje que no sirven para nada. Son demandas de la sociedad, pero no es lo que hay que hacer”. Durante una entrevista realizada con Futurock el economista estimó que el camino a seguir consiste en un mayor ajuste fiscal.

Otras noticias



Gente amiga