La tasa va rumbo a las nubes

Cerró a 63,80 por ciento para frenar al dólar.

El dólar cerró ayer en 42,30 pesos. El tipo de cambio retrocedió 22 centavos. Se trata de la primera baja de la divisa en la semana. El Banco Central volvió a subir las tasas de interés para intentar calmar las presiones cambiarias y ubicó el rendimiento promedio de las Leliq en 63,80 por ciento. Es el nivel más elevado en 4 meses. En la jornada de anteayer se había ofrecido una tasa de 62,54 por ciento. El pago de intereses mensuales de Leliq ya se eleva hasta los 53 mil millones de pesos. Las reservas internacionales se ubicaron en 68.481 millones de dólares y subieron 46 millones en la jornada. El riesgo país cerró en 749 unidades, con una suba de 5 puntos.

La entidad a cargo de Guido Sandleris empezó a enfrentarse con mayor intensidad al problema estructural de la economía argentina, que es la escasez de moneda extranjera, en un año en el que se potencia este problema por la incertidumbre electoral. La demanda de divisas en la city no baja en forma importante ante la suba de las tasas de interés y los inversores que antes ofrecían divisas ahora prefieren conservarlas como refugio. Los bancos oficiales como Nación fueron algunas de las entidades que salieron a desprenderse de dólares. La Anses fue otro de los organismos que ofreció divisas para contener la suba.

La mayoría de los analistas coincidieron en que la cotización del dólar anotó ayer cierta moderación por un panorama internacional más optimista. En la agencia de bolsa Portolio Personal detallaron que “la semana es alentadora para los mercados (globales)”. Hubo una recuperación de activos en los países emergentes y un nuevo ingreso de capitales a estas economías en desarrollo. La Argentina no regula sus cuentas externas y el contexto financiero internacional influye notablemente.

En la agencia de Bolsa indicaron también que el aumento de la tasa de interés fue otro elemento que colaboró en la moderación de la divisa. El Central realizó dos subastas de Leliq y en la segunda ofreció una tasa de 64,15 por ciento. “En lo monetario, en un escenario de persistente presión cambiaria (en los últimos días), el Banco Central convalidó una nueva suba de la tasa de Leliq”, indico Portfolio. Además agregó que “la tasa promedio de las dos licitaciones de la jornada fue cercana al 63, con una tasa máxima que superó el 64 por ciento en la segunda licitación. Esta vez la suba de los rendimientos de las letras de corto plazo sí logró calmar la cotización del dólar”.

La suba de las tasas de interés no está siendo gratuita para el Central. En la jornada de ayer renovó letras por 85 mil millones de pesos en la primera subasta y por 115 mil millones de pesos en la segunda subasta. De esta forma el total de Leliq adjudicada fue de 201 mil millones de pesos. La deuda en letras de corto plazo de la autoridad monetaria se eleva al billón de pesos. Esto implica que, con una tasa de interés del 64 por ciento, se deberán pagar 53 mil millones de pesos por mes en intereses. La cifra es equivalente a 1269 millones de dólares cada 30 días. Para ponerlo en números sencillos: el Central le paga a los bancos el equivalente a 1 punto del PBI cada cuatro meses, en lugar de poner estos recursos para fortalecer el mercado interno.

La bolsa porteña reaccionó ayer al rebote de los mercados emergentes y marcó una suba del 1,14 por ciento, lo cual fue aún mayor si se mide en moneda dura. Los bancos fueron algunas de las firmas con mayor incremento.

Otras noticias



Gente amiga