Cannabis fifty fifty jujeño

La empresa estatal Cannabis Avatara, dirigida por un hijo de Morales, asociada a la privada Green Leaf Farms International fue habilitada al cultivo de cannabis medicinal. Críticas de las organizaciones.

El Ministerio de Seguridad de la Nación firmó la habilitación del primer centro destinado al estudio y cultivo de cannabis medicinal del país, que funcionará en la provincia de Jujuy mediante la empresa estatal Cannabis Avatara S.E. en asociación con Green Leaf Farms International, firma radicada en Estados Unidos que aportará los fondos para las etapas de producción, fabricación y distribución. La resolución, que salió publicada este lunes en el Boletín Oficial, ya fue cuestionada desde distintos sectores. Mientras Valeria Salech, presidenta de la organización Mamá Cultiva, subrayó que “se sigue ninguneando a los que llevan más de 10 años trabajando en esto” y planteó reparos porque no está claro cuál va a ser el destino del aceite, la diputada provincial Alejandra Cejas y el abogado Juan Giusti presentaron este lunes, ante el Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, una demanda para pedir que se declare inconstitucional la ley provincial N° 6088 que el año pasado creó la empresa pública Cannabis Avatara, cuya dirección estará a cargo de Gastón Morales, hijo del gobernador de Jujuy. Según denunció la diputada, la empresa tendría “fines de exportación de droga para Estados Unidos”.

Se trata del primer centro habilitado para el estudio y cultivo de cannabis medicinal, espacios que están contemplados en la Ley 27.350 sancionada en 2017. El proyecto piloto se asentará en tierras del Estado sobre una superficie de 5 a 15 hectáreas de la finca El Pongo, ubicada sobre la Ruta Provincial N° 1, en la localidad jujeña de Perico. Según informó Gastón Morales, las semillas llegarán a fines de este mes para empezar el proceso de germinación y cultivo. Se estima que el proyecto piloto esté finalizado para el mes de junio: “recién allí estarán en condiciones de elaborar, con datos técnicos certeros y concretos, un plan de cultivo industrial para una escala mucho mayor, de 500 hectáreas en los próximos cinco años”, indicó Morales.

La elaboración del aceite de cannabis también se llevará a cabo en la provincia en Jujuy, en la zona franca. Sin embargo, según admitió Morales en una entrevista radial, “el laboratorio va a ser privado”, con “participación de la provincia en las ganancias que ello genere, de la misma forma que a lo largo del proceso de cultivo”. Respecto a la distribución, el director de la nueva empresa estatal informó que el aceite no solo estará destinado para todas las patologías que permita la Secretaría de Salud de la Nación, sino que también será exportado “a los mercados legales del mundo”.

Otras noticias



Gente amiga