Berenice Giménez: “vengo de un radicalismo totalmente opuesto al que acompaña a este gobierno”

Concejal de Unidad Ciudadana en Dolores. En la entrevista cuenta su llegada a la política, su formación, y se detiene en los temas que más le interesan y preocupan para Dolores.

Berenice Giménez es una activa Concejal de Dolores por “Unidad Ciudadana”, con quien charlamos para conocer de ella, de su trabajo legislativo y de sus inquietudes ante problemáticas que existen en la ciudad.

Giménez comenzaba por darnos su opinión sobre la política diciendo que le había empezado a interesar de grande, “cuando comencé a interactuar con Facundo Celasco y su equipo de trabajo. Ya me había recibido, veía las necesidades en mi ciudad por la profesión que ejerzo, la abogacía, y que en mi caso se enfoca en temas de familia, muy sociales”.

¿Cómo y dónde estudió su carrera?
Me agarró la crisis de 2001 y tuve que estudiar libre en La Plata. Trabajaba acá en Dolores mientras. Vengo de una familia de laburantes, mi viejo comerciante con la crisis estaba casi fundido, no pude irme a vivir a La Plata a estudiar. Me anoté en Derecho allá igual y empecé a trabajar en el ACA, en un local de ropa del centro, trabajaba a la noche en un boliche en Castelli. Tenía que bancarme los viajes para dar examen y ayudar en casa, porque éramos cuatro hermanos y mi vieja. Estudié libre y me recibí en 2011, me costó bastantes años porque trabajaba a la par.

¿Cómo llega al espacio de Celasco?
El último año estuve en La Plata cursando dos materias, el resto lo di libre, y una vez recibida tenía acá el estudio para empezar a trabajar. Y ahí me interesó la política, viendo el gobierno que estaba en ese momento, un gobierno popular que le daba posibilidad a gente joven como yo de tener casa propia, veía la mejora de la vida de gente que yo atendía por el tema familia, chicas humildes. Y acá en Dolores el que representaba esa política era Facundo Celasco. Me empecé a acercar, lo mismo que mis dos hermanas, ellas todavía eran estudiantes y se acercaron antes, yo las apoyaba, hice de fiscal en las elecciones, seguí las campañas.

¿Cómo llegó la propuesta de ser concejal?
En 2017 me propusieron ser precandidata a concejal. Lo pensé primero, había formado familia, tenía un bebé muy chiquito y los tiempos estaban ajustados, demanda mucho tiempo. Pero siempre creí lo que nos inculcó mi viejo, de que la única forma de cambiar algo, una realidad, es siempre desde adentro y participando. Mi papá siempre fue activo en la política, vengo de una familia radical, pero de un radicalismo totalmente opuesto al que acompaña a este gobierno. Vengo de un radicalismo popular, con las bases de Alfonsín, de Illia, lo que me acerca muchísimo más al proyecto que encarna Facundo, que al oficialismo.

¿Qué tomó en cuenta en su decisión?
Para decidirme siempre tuve presente lo que decía Alfonsín, de que hay que seguir no personas sino una ideología, un proyecto. Las expectativas cuando fui electa era hacer muchísimas más cosas de las que en realidad se pudieron hacer al llegar. Pero he logrado bastante en los temas que más me interesan, como mujeres víctimas de violencia de género. Se logró que se aprobara el “refugio” para ellas, que me parece importantísimo, tenemos una Comisaría de la Mujer y la problemática es importante. Si bien falta la decisión política del Intendente, que no la ha tomado, se logró que aprobaran el proyecto que presentamos. Se venía intentando hace años, hay que decirlo, desde la oposición, pero se ha logrado ahora.

¿Por qué el oficialismo en el HCD no da debate?
Es lamentable eso, y sucede. Y en las comisiones tampoco se abren al debate de muchas propuestas. Pero nosotros continuamos con nuestra función, que es ser la voz de los vecinos. Creo que el oficialismo no da debate porque tienen ya direccionado el voto negativo para las propuestas que le interesan de verdad al vecino. No quieren ni que los medios vean o escuchen lo que hacen.

¿Hay proyectos?
Sí, siempre escuchando a los vecinos. En mi caso como Concejal estoy muy sensibilizada porque Dolores está pasando situaciones de vulnerabilidad total para algunos sectores y vecinos. Y esto no es prioridad para la gestión de Etchevarren. Hablamos de necesidades reales y diarias de vecinos de Dolores. Trabajamos en esto todo el tiempo.

¿Cómo ve la realidad en Dolores?
Todos los días se nos acerca gente con necesidades básicas que no pueden cumplir, con sensación de que el gobierno municipal los desprecia. Porque van a la Secretaría de Desarrollo Social y se sienten ninguneados. Presentamos infinidad de proyectos para mejorar la vida de los vecinos más vulnerables. La garrafa social, para que tengan acceso, que el año pasado no la aprobó el oficialismo diciendo que había quedado desactualizado… pero no trabajan en ningún proyecto que ayude a los vecinos de verdad. Solicitamos ayuda a los merenderos y comedores públicos que hay en Dolores, a quienes no se les da ningún tipo de ayuda de parte del Municipio y solo reciben ayuda de particulares. A esta gestión no le interesan los vecinos, esa es la verdad.

¿Algún otro tema urgente que surge del día a día con los vecinos?
El déficit habitacional es uno de los mayores problemas, tenemos elaborados proyectos para solucionarlo. Se nos acercan infinidad de vecinos pidiendo la posibilidad de acceso a terreno, a casa. Sabemos que los alquileres son altísimos en Dolores. Muchísimos dolorenses quieren acceder a una casa o a un terreno y no pueden, no pueden afrontar un alquiler. Viviendas sociales no se hicieron más en Dolores desde hace 11 años. Ni siquiera terminaron el Barrio Plan Federal sabiendo que hay gente que tiene allí su vivienda. Tenemos proyectos para hacer viviendas sociales. Como ha hecho Castelli, no es ninguna ciencia, tiene que haber buena fe, decisión política y capacidad de gestión.

¿Y el tema Salud?
Es otro de los puntos sobre los que trabajamos permanentemente. La Salud Pública en nuestra ciudad no está bien, el Hospital no está bien más allá de la voluntad que le ponen trabajadoras/es y profesionales. Sabemos por ejemplo que hay un dentista cada 15 días. Se puede trabajar con convenios efectivos y enfocándose realmente en un proyecto integral para mejorarle la calidad de vida a la gente. Que no sean solo palabras. Hemos propuesto en el HCD muchos proyectos sobre Salud, pero nada, no hay intención del gobierno municipal de atender esto.

¿Expectativas?
Muchas, sin dejar de trabajar con Facundo Celasco y todo su equipo de gente en proyectos para beneficio de los vecinos. Esperamos este año tener votos para concretar proyectos que realmente hacen a la calidad de vida de los vecinos de Dolores. Por desgracia el gobierno tiene mayoría en el Concejo y siempre se depende de la decisión política del Intendente Etchevarren. Los concejales de él están totalmente guionados.


Fuente: Diario Compromiso

Otras noticias



Gente amiga