Condenan a vecino por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización

En el marco de un juicio abreviado realizado en el Tribunal Criminal 1.

En los allanamientos realizados en su domicilio y en el local comercial que tenía se incautó cocaína y marihuana fraccionada para la venta al menudeo, como también plantas y semillas de este último estupefaciente.

En el marco de un juicio abreviado realizado en el Tribunal en lo Criminal n° 2 Departamental, el Dr. Antonio Severino actuando como Juez unipersonal del mismo condenó a un vecino de Dolores juzgado por “Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”.

El juicio fue consensuado por el Fiscal y el Defensor Oficial, éste último con acuerdo del procesado en cuanto a la calificación y el estimado de la pena a imponer.

Sobre los hechos indicó el Juez, que el 5 de julio de 2016 en circunstancias que se realizaba un allanamiento en un local ubicado en la intersección de Olavarría y Mendiola (antigua estación de servicio YPF) de nuestra ciudad, se secuestró en el sector del taller dos envoltorios que contenían en su interior, uno 10 bolsas de nylon cerradas con cocaína, y el otro con 8, que dieron un peso total de 10,6 gramos; debajo de un tanque un trozo compacto de marihuana, y en un estante dos frascos con flores de este mismo estupefaciente, todo lo cual arrojó un peso de 189gramos; y sobre una tarima una bolsa con hojas de marihuana con un peso de 17 gramos.

Asimismo en el allanamiento realizado en un domicilio del imputado en calle Gorriti al 500, se incautaron en el patio de la vivienda tres plantines de “cannabis sativa”; en la parrilla–garage (en un especie de invernadero) cinco plantas y un plantin del mismo estupefaciente, cuyas hojas pesaron 225 gramos; sobre la mesada una botella de gaseosa conteniendo semillas de marihuana con un peso de 14,3 gramos, sobre la misma mesada un recipiente conteniendo semillas de marihuana que pesaron 18 gramos; un frasco de vidrio con flores de marihuana y un peso de 80,3 gramos; sobre un repisa otro frasco de vidrio conteniendo flores de la misma sustancia vegetal y con un peso de 34,1 gramos; dentro de una caja de cartón 10,2 grs. de picadura de esa misma sustancia vegetal; y en el baño 10 envoltorios con cocaína, con un peso total de 7,8 gramos.

Todos estos estupefacientes según el fallo judicial eran poseídos por el individuo investigado para su comercialización en forma fraccionada y directamente al consumidor, y según indicó el Dr. Severino en el veredicto, en el local comercial se secuestró una balanza de precisión, presuntamente utilizada para el pesaje de los estupefacientes, toda vez que no coincidía con el rubro comercial del lugar, donde se vendía repuestos, accesorios y equipamiento para automóviles y motos.

Por su parte de las tareas de inteligencia efectuadas por la policía, surge que al local comercial llegaban personas que se entrevistaban con el dueño y a los pocos instantes se retiraban sin llevar nada visible en sus manos, movimientos que resultaban compatibles con comercialización de estupefacientes, situación que también fue advertida en su domicilio particular.

Por su parte el Juez consideró, que lo alegado por el procesado que esa droga era para consumo personal, se daba por tierra con la gran cantidad de estupefacientes que se le habían incautado fraccionada para su comercialización.

Por todo ello el Dr. Antonio Severino resolvió condenas a Sergio Andrés De Franco, de sobrenombre “Keko”, de 47 años de edad, nacido y con domicilio en nuestra ciudad, como autor del delito de “Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, imponiéndole una pena de “Cuatro años de prisión”.


Fuente: Diario Compromiso

Otras noticias



Gente amiga