Retrocede la producción metalúrgica

Las principales regiones afectadas fueron los polos productivos metalúrgicos de Entre Ríos (-16,4 por ciento interanual), Córdoba (-9,5) y Santa Fe (-9,4). En Buenos Aires la baja fue de 5,6 por ciento interanual.

La producción metalúrgica enlazó en octubre su sexto mes consecutivo de desplome de la actividad y pérdida de empleos. Según la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), la producción cayó 9,1 por ciento interanual, promediando en el acumulado de 2018 un retroceso de 2,3 por ciento contra igual período de 2017. Esa caída de la actividad se reflejó en una menor utilización de la capacidad instalada que retrocedió al 56 por ciento, mientras que el empleo del sector se redujo en 4,2 por ciento contra octubre de 2017. “El 47 por ciento de los empresarios indicó haber reducido su plantilla de personal, el 44 por ciento eliminó las horas extras y un 18 disminuyó la jornada laboral”, señala Adimra. El 13 por ciento de los empresarios solicitó el Programa de Recuperación Productiva (REPRO) o proceso preventivo de crisis y seis de cada diez anticipa una caída de la producción para los próximos tres meses.

El saldo recesivo que arroja la economía en los últimos tres años del gobierno de Cambiemos se enfocó en la actividad manufacturera, golpeada por el incremento en los costos derivada de la devaluación del peso, el congelamiento del consumo por la pérdida de poder adquisitivo y el aluvión de importados. Las principales regiones afectadas fueron los polos productivos metalúrgicos de Entre Ríos (-16,4 por ciento interanual), Córdoba (-9,5) y Santa Fe (-9,4). En Buenos Aires la baja fue de 5,6 por ciento interanual. Los rubros con caídas más pronunciadas fueron Carrocerías, remolques y semirremolques (-24,5 por ciento interanual), Maquinaria agrícola (-12,6), Bienes de capital (-8,3), Otros productos de metal (-7,7) y Equipos y aparatos eléctricos (-5,1), de acuerdo con el informe de la Admira.

La crisis golpeó de manera distinta según la cadena valor. “El 27 por ciento de las empresas que destinan su producción al sector Construcción e Infraestructura y el 31 por ciento de las que participan de Agroindustria indicaron haber experimentado una fase de crecimiento”, detalla el relevamiento. En cuanto a expectativas de empleo, en el tercer trimestre del año, el 42 por ciento de los empresarios espera una caída en la plantilla del personal y sólo el 7 por ciento prevé aumentos en el nivel de empleo para los próximos tres meses.

El acumulado de los primeros diez meses del año arroja una caída del nivel de trabajadores de 1,1 por ciento contra igual lapso de 2017. El informe no aporta datos en términos absolutos de destrucción de puestos de trabajo del sector. “En cuanto a las medidas de acción tomadas en el ámbito laboral durante octubre, se destacó el porcentaje de aquellas vinculadas a la contracción del uso del factor trabajo”, detalla Admira antes de precisar que 40 por ciento de las empresas redujo horas extra y 18 por ciento ajustó la jornada laboral.

La producción de autopartes, con un retroceso de 4,4 por ciento interanual, se volvió a ver afectada por el contexto económico general. La Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) anunció ayer que la producción se redujo en noviembre 18,6 ciento interanual (ver aparte). Le siguieron Fundición (-2,7 por ciento) y Equipamiento médico (-2,2), revela el informe de Adimra. “Considerando las expectativas de producción para los próximos tres meses, el 61 por ciento de las empresas indicaron que prevén una disminución en su producción, mientras que sólo el 19 por ciento indicó que espera cambios positivos”, agrega. Más del 60 por ciento de las empresas de Córdoba, Buenos Aires (incluyendo CABA) y Santa Fe cree que la producción disminuirá.

Otras noticias



Gente amiga