Final para un año complicado

El tenista español tuvo una temporada tan exitosa en cuanto a la cosecha de títulos como limitada por las lesiones, que ayer lo obligaron a pasar por el quirófano para someterse a una artroscopía en uno de sus tobillos.

El español Rafael Nadal anunció ayer que no jugará el Masters de Londres y que pondrá fin a su accidentada temporada debido a sus diversos problemas físicos. El número dos del ranking confirmó que no estará la semana próxima en el certamen que reúne a los ocho mejores tenistas de la temporada en la capital británica (ver recuadro), lo que significa que el serbio Novak Djokovic acabará el 2018 como líder de la clasificación.

LEER MÁS
El Masters ya es puro grupo
Nadal arrastraba una lesión abdominal y sus crónicos problemas en el tendón rotuliano de la rodilla derecha. Sin embargo, ayer dio a conocer que también presenta una lesión en el tobillo derecho por la que se sometió ayer mismo a una intervención. “Desafortunadamente tuve el problema del abdominal en París la semana pasada y, además, tengo un cuerpo libre en la articulación del tobillo que tiene que ser removido en quirófano”, explicó Nadal en las redes sociales su nuevo inconveniente físico. “Es cierto que lo teníamos detectado desde hace tiempo y de vez en cuando me molestaba. Sin embargo, dado que el problema en el músculo abdominal me impide también jugar en Londres, aprovechamos el momento para remover el cuerpo libre y evitar futuros problemas”, agregó el español. “De esta manera espero estar en plenas condiciones para la próxima temporada.”

Nadal renunció a jugar la semana pasada a último momento en París debido una lesión abdominal. El español tenía previsto regresar en la capital francesa tras la lesión en la rodilla que le obligó a retirarse en las semifinales del Abierto de Estados Unidos ante Juan Martín del Potro el 7 de septiembre. Sin embargo, el español deberá aguardar hasta el 2019 para intentar regresar en plena forma tras un 2018 tan exitoso como plagado de problemas físicos.

Nadal jugó apenas nueve torneos en el año, además de la serie de Copa Davis ante Alemania en abril. Ganó su undécimo título en Roland Garros y también alzó los Masters 1000 de Montecarlo, Roma y Toronto, pero tanto en Australia como el US Open debió abandonar por lesión. “Ha sido un año complicado, muy bueno a nivel tenístico cuando he podido jugar y a su vez muy malo en lo que a lesiones se refiere”, resumió.

Otras noticias



Gente amiga