Santiago Genta y un descubrimiento científico clave

Biólogo dolorense. Su tesis reveló el género de molusco más antiguo Argentina, permitiendo reconstruir su dispersión y descubrir cuatro especies de nuevas.

Un artículo sobre el tema será publicado en la revista científica internacional Andean Geology.

La tesis de Doctorado del Biólogo dolorense Santiago Genta fue un trabajo sobre un grupo de moluscos similares a los mejillones, que existieron en la Patagonia en un período que va desde hace 65 millones de años hasta hace aproximadamente 4 millones. Después de unos cinco años la tesis fue aprobada con éxito, y con estos datos y detalles elaboró un trabajo que saldrá como artículo en Andean Geology, una revista científica internacional indexada (que está en un índice de citaciones). Y el próximo artículo informará de tres especies nuevas en Puerto Madryn, otra formación rocosa, otra edad, diferente a la anterior.

Para conocer de este vecino y su trabajo dialogamos con él y le preguntamos ¿por qué había elegido es tema para tu tesis?. Esto nos contaba: “El grupo de moluscos que estudié en la tesis doctoral es actualmente de importancia comercial y ecológica. Es por ello que conocer su evolución, distribución geográfica y otros aspectos a lo largo del tiempo es clave para entender su distribución actual, hábitats, morfología y otros conocimientos que ayudan a reconstruir su historia”.

¿Sin dudas significa un descubrimiento importante?
Esta tesis permitió dar una actualización de estos moluscos en Argentina, se llegó a la conclusión que varias especies son los registros más antiguo para el género a las que pertenecen, pudiendo reconstruir su distribución actual. Para ser más claro: se encontraron los representantes del género más antiguo en Argentina, y los más jóvenes en otras partes de mundo, como Sudáfrica, Islas Kerguelen, Australia, Nueva Zelandia, Chile y Antártida, pudiendo reconstruirse su dispersión gracias a la Corriente Circumpolar Antártica, que es una corriente marina que corre de este a oeste. También se descubrieron varias cuatro especies de nuevas que son de importancia para reconstruir la ecología del pasado y la historia geográfica del grupo de moluscos.

¿De qué forma se decide el trabajo?
En base a la revisión bibliográfica del tema y la experiencia de otros investigadores. En mi caso por la experiencia de mis directores, que plantean el tema y el tesista propone un plan de trabajo que es evaluado por la secretaría de posgrado de la facultad donde se haga el doctorado – el doctorado es una carrera, yo hice la carrera de Doctorado en Ciencias Naturales en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la UNLP -.



¿Cómo se realiza?
En una primera instancia se hace un trabajo de gabinete, de revisión bibliográfica. Luego se hace trabajo de campo, se prospecta los lugares elegidos en busca de los fósiles a estudiar. Luego se vuelve al gabinete donde se estudian los ejemplares, se los describe, fotografía y se toman todos los datos de importancia. Como instancia final se escribe la tesis donde se vuelca todo los antecedentes, la metodología, los datos que se consiguieron, se discute acerca del tema y por últimos las conclusiones. Creo que a la mayoría de los biólogos los que más nos fascina es el trabajo de campo, días y días en contacto con los lugares más vírgenes

¿Tienen pensado publicar más artículos relacionados?
Entre este año y el 2019 saldrán dos artículos en revistas científicas internacionales donde se darán a conocer las nuevas especies y su importancia.

¿Dónde trabaja usted actualmente?
Fuera de CONICET, sigo en la UNLP desarrollando tareas de investigación junto al grupo con los cuales hice el doctorado, y haciendo también docencia para la Facultad de Ciencias Naturales y Museo. Por otro lado, trabajo en una empresa de YPF y CONICET llamada YPF TECNOLOGIA, donde contribuimos al desarrollo de modelos geológicos para la prospección de hidrocarburos dándole un enfoque biológico.

¿Tuvo apoyo del CONICET en su formación?
Si no fuese por el apoyo de CONICET no podría haber desarrollado una tesis doctoral. Es prácticamente imposible hacer un doctorado sin una beca de CONCICET, Universidad, o algún organismo del estado o privado.

¿Cómo ve el nivel de los investigadores argentinos y el apoyo que reciben?
El nivel de los investigadores argentinos es de excelencia, y gracias a la inversión del estado en ciencia en la última década y pico se ha experimentado un boom, llegando a desarrollarse mucha ciencia básica, imprescindible para lograr ciencia aplicada. Y también muchos logros aplicados en el campo de la medicina contra el cáncer, en el aeroespacial con el desarrollo y la puesta en órbita de satélites de última generación.



¿Qué le diría a alguien que quiere ser biólogo, cuál es a su entender el encanto de esta profesión?
La biología es una carrera que se elige desde la pasión, está claro que nadie se hizo rico siendo biólogo, así que si ya sintieron algo que les hizo indagar sobre la naturaleza y sobre los fenómenos que la rigen, no se despeguen de ella, aférrense y no la dejen ir. Les va a traer mucha satisfacciones entender el entorno en el que vivimos.


Fuente: Diario Compromiso

Otras noticias



Gente amiga